17 dic. 2009

Siento que hay un mundo que todavía no llegamos a conocer,

“Ha llegado el momento de recuperar la felicidad perdida”; es el dicho que me ha estado alimentado estos últimos días. He escuchado por los diferentes medios que este planeta empieza a demostrar sus quejas, que está todo empieza a cambiar y ponerse confuso.

Al escucharlo mi mente se concentra en que somos los culpables y que más claro que el hecho medio ambiente, no es el primero en dar la iniciativa en desaparecernos; somos nosotros con el formato de sociedad en el que ahora nos manejamos, quizás desde antes de que la democracia llegue sobre nuestros techos. Es que estamos intentando desaparecer como bien la evolución dicta, que una especie que no se puede adaptar a su realidad está condenada a la extinción; miro de reojo la cantidad de evolución tecnológica y me siento admirado, pero observo con detenimiento la evolución sociológica que tenemos y seguimos basándonos en tribus que intentan concentrar el poder para mantener su jerarquía a partir de la ignorancia.

Ahora entrenamos a los jóvenes para cumplir metas predispuestas al fracaso familiar, vemos influir a las empresas por despedazar la vida personal de sus empleados para cumplir metas “importantes” en tiempos record; es cierto que son formas y mecanismos para mantener el sistema, no estoy hablando de que sea un completo error o una falacia que sirve para tenernos quietos, estoy hablando de que este sistema también necesita evolucionar; crecer como un árbol y no quedarse implantando esclavos a base de ellos mismos, haz imaginado que te colocas el grillete en tu tobillo y te sirves exactamente la cantidad de comida necesaria para que no decaigas el día siguiente para que puedas producir de una forma eficaz.

¿Por qué las libertades de antes y ahora, son iguales?....

Las formas cambian, pero el fin es el mismo; seguir engordando de capital a extraños y seguir conviviendo la misma lucha diaria para mantenernos.

Si, acepto que sueno a que quiero cambiar el mundo y ahora tengo la fuerza necesaria para hacerlo; pero de eso no solo dependo yo o un grupo de personas, dependemos de todos para ser uno y poder evolucionar hacía un “sistema” mejor, por así decirlo para avanzar a realidades diferentes.

Todos tenemos prioridades, ¿cuáles son las tuyas?; te invito a dejar un comentario, pensemos, que prioridades son realmente importantes para ser mejores y avanzar en esta sociedad que nos está acabando, es una tentativa para empezar a ver, él porque nos está acabando el planeta con el medio ambiente que manejamos últimamente.

Sentí mucha tristeza por el tema de las aves que últimamente observé en las noticias; porque cambiaron sus hábitos.

Si quieren más información pueden buscarla, quizás encuentren algo más actualizado.

1 comentario:

Anónimo dijo...

....mi prioridad sigues siendo tu?!?!