26 dic. 2006

Hállame Obscuro

Obtuviste el amanecer del encierro
de tus creencias tras la puerta de baño
y lavas tus heridas en el trastorno
de un vulgar, pasado maravilloso,
pertenecido de la inocencia de tus actos
a complacencia te muestras hábil,
al esconderte tras un velo infeliz,
mostrándote incapaz de reaccionar
ante tales sueños que incumples
por razones de sobriedad absoluta,
corazón intranquilo, reciente,
llegaste a sentir lo que fuera
pero no asimilaste lo que viviste
y tampoco volverás a lo que creciste.
El ultimo final no fue escrito
mucho menos el inicio de este
donde quieres ir luminosa
es donde me has dejado oscuro
parezco tus actos en paz
sobreentendida, inherente,
el placer no es hallarme en silencio
sino gritarme en frente en cada caso
para saberte existente en mis actos,
actos concientes de lucidez
actos inconcientes de locura.
Inclemencia al sosiego
y pertenencia al descuido
todo parece tan natural
mientras convivo
contigo a pertenecía.

No hay comentarios: