5 abr. 2009

No hay, más dibujo....

Solo puedo decir, lo que no consigo ahogar en un grito; los recuerdos que se nos van de las manos y el agua que olvidamos tomar de la mesa de noche.

Debo decir, expresar y apelar a mis sentidos; la urgente necesidad que poseo dentro sumada a la emoción con que la angustia se expresa al calor de una gripe entrometida.

Siento como logran temblar mis dedos, atraviesan letras y como trato de no mirar al teclado, para concentrarme en lo que pasa por mi cabeza; los pensamientos que toman la avenida correcta hacía la pantalla, como transcurren esos segundos llenos de contradicciones y la luz de enfrente, quien me ciega; quien nunca consigo entender, por más insurgente que me vuelva.

Y acabo de decirlo, "No existen pinturas, porque no hay sueños"; no existen, me han agarrado alergia y ya no puedo constatar una idea para dibujarla, no puedo arrancarme un día algo de carne y poder sangrar como es debido. Acaso el talento se pierde con el tiempo o la fatiga a la que estoy sometido, es la brújula que me inclina hacía la conversión de un ente mortal.

Volverá algún día, sé que lo hará de inmediato a penas quiera; estaré dispuesto a aceptarla, a rellenar todo el tiempo que tenía para generar recursos. Es quizás que la vida está enfocada en un orden específico y hoy en día, se hace lo necesario y no lo que uno desea.

Entre constantes cambios, pero bajo el mismo concepto.
La espera es inútil, pero puede ser buena para el descanso.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Se que volveran.... tus manos estan ansiosas por volver a pintar!! y desesperada por poderlos enseñar!!!!