8 oct. 2008

Sin saber que decir

Una voz, un deseo y los sueños llenos de cicatrices. Un silencio abominable entre la similitud de latidos y secuencias sin una razón determinante.

¿Alguien sabe qué sucederá después?

No hay comentarios: