7 abr. 2008

Otro inicio y quien sostiene mi mano

He leído tantos relatos y al final me faltan tantos. Son como aquellas películas que te dejan ese sabor extraño de que ese final podía ser diferente o esa ausencia de contenido. Pocas veces me han dejado una verdadera iniciativa de hacer algo con lo reciente y ya no mimetizarme con el pasado objetando que este ha sido mejor que el de ahora.

Mi seguridad por el momento se traza en lo emocional, suelo decir por ese lado que se mantiene recorriendo cada uno de mis pensamientos aunque en lo demás se me escabulle cierto miedo a lo que se me vendrá; Esté es el inicio de una nueva temporada y trato de no opacarme con lo que suceda ya que al final encontraré una solución para todo, aun así:

¿Quién sabe como controlarlo?

Tengo varias directrices sobre el mismo y un puñado de palabras que me han servido de aliento. Tendré que sostenerme de mis conocimientos atribuyéndome de otros tantos y ser lo suficientemente organizado para conseguirlo sin dudar. Al menos de lo que se venga de frente, no ha de romperme la nariz pero rogaría un pucho para alegrarme un poco la angustia.

En definitiva, lo que me aguarda no sera diferente a lo demás colocado frente a mi mesa y se sin lugar a dudas que solo a ella no tengo permiso de fallarle.

Continuaré con mi usual labor y sonreiré porque al final, sé que ella es la misma que conocí y que tomara mi mano para que nada me derribe inconsciente.

No hay comentarios: