2 feb. 2007

Giros y mas giros.....

Es intimidante pensar que en realidad eras tú, quien tanto asediaba en mis tardes de sol, muy común cuando ya rebasas el limite de todo prejuicio y te delimitas a compartirte al viento.

La única verdad que pude sospechar de esta intrigante circunstancia era que una vez aquello que tanto deseaba no realizaba nada mas que herirte golpeándote literalmente la nuca y arrastrándote un poco contra el pavimento. Como buscando deshacerte de ti aunque de igual forma buscando mitigarse con el dolor.

Fue cuando senti un frio que delimitaba el espesor de mi espalda, adyacente a mi, la cama y enfrente el contorno de una lágrima, daba pasos en círculos y pisaba mis lágrimas que finalmente caian despiadadas a la alfombra. Cada una formaba una nueva marca, ¿cuantas mas tendremos allí?, ¿cuando dejaremos de dormir agotados de permanecer perpendiculares a una sonrisa?.

Mejor empiezo a despertar antes de que me corte algo que sea realmente vital. Y aprenderé a ser indiferente a las emociones que estoy un poco harto de convivir con tremenda cascada.

Al final también soy libre de dolerme un rato de las cosas.

No hay comentarios: