24 ene. 2007

Promesa de Constancia.

Con tus palmas formabas
un arco cirscuntante de sombras
aquejabas con eclipsarme
me rosabas los ideales
y menoscabavas tristezas.

En un danzar del viento
clandestina diste un alivio
mostrandote humillante
a toda senzacion doliente

Era una analogia imperpetua
de la realidad contemporanea
el herbor que produce mi sangre
como el edor de las cirscunstancias.

Un momento, en el figurabas
y mostrabas palabras prohibidas
con movimientos angustiantes
formabas un anillo traslucido
de paz recurrente
mientras me hallaba
recuebirto, estirpando espinos
que me dejo el presente.

Diste un par de golpes
en el centro de mi pecho
corroyendo toda atribucion
desmedida de argumentos
y partiste una tarde más
con condicion aceptada
de repetirlo constante.

No hay comentarios: