19 dic. 2006

Como solia repararlo todo

Despedí a las flores del patio como siempre y me enfoque en la veracidad de mis pasos; trataba de ocultarte con el marco de mis lentes.
Cuando todo fue inútil, mas bien di marcha atrás para contemplar el sol ocultarse tras las nubes y me fui tan deprisa que quise estallar en varios pedazos para ver quien los recogiese en caso de no estar tan a mi velocidad.

Roce mi boca con el pavimento y forme un bonito color entre la espesura que formaba mi cuerpo tan roído al intentar buscarse por cuestiones de sanidad y logre mas allá en una instante de la abrupto golpe final contra mi cráneo sobre la vereda, la realidad del como pudo pasar que las cosas suceden en una infinita y aleatoria causa por obscurecernos el futuro y darnos una expectativa para continuar combatiendo en contra de todo aquello que no nos parece lógico.

Al final pude recogerme fielmente abrazado de la columna y limpiarme todo lo desganado de mis labios con la manga de la camiseta que por suerte siempre traigo como salvavidas por andarme de exponerme a toda bala posible que pudiese llegarme.

No hay comentarios: