27 dic. 2006

Antes de ir a almorzar

Quizás no es mentira
aquel rostro de complacencia
que utilizas para envidiar
las verdades que ocultas.

Dime si la trayectoria
no indica el fracaso
aparente de nuestros actos
y engáñame despacio
para recurrir a tus palabras.

Solo admitiré recurrente
que te quiero en mis sueños
y admiro en tus horizontes
la verdad o la mentira
ambas no considerare
que tan bien me hagan
mientras sean tuyas.

No hay comentarios: