17 nov. 2006

.......

Alguna vez no me supo tan ácida la idea de que la soledad, no es tan solo el complemento cotidiano; de los pedazos que se recogen cuando vuelvo del edor diario que me provocan tantos implementos para la felicidad. No recuerdo aun al pasar del tiempo, emefermizo, el aguantar aquello que de tan adentro es el persivir de aquella bienventurada carisia de los sueños.
-------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Somos sueños que nos permiten crear o la realidad que nos inponemos por temor a arriesgarnos..

No hay comentarios: